Presentación

Los fluidos son fármacos. Esta es la principal premisa que todo sanitario debe tener en mente cuando da la orden de administrar un fluido. Como cualquier fármaco, tiene como objetivo tratar un déficit o una patología concreta. Y como cualquier tratamiento, tendrá unos efectos beneficiosos y otros potencialmente perjudiciales, que tendrán que sopesarse en el balance final para saber si es correcta o no su indicación. Del mismo modo que nadie se plantea dar un antibiótico, un antiarrítmico, un anticoagulante o un fármaco vasoactivo a aquellos pacientes que no tienen indicación para ello, debería pasar lo mismo con los fluidos. Con cualquier fluido.

El mal uso, ya sea por falta de indicación médica razonable, por la dosificación o por el momento en que se da un fármaco sin respetar sus condicionantes terapéuticos ni sus dosis, supone elevar el riesgo innecesario de la aparición de efectos indeseables. Muchos estudios mal diseñados con aplicaciones fuera de toda lógica asistencial así lo demuestran. Esto ha creado no poca controversia y posturas extremas que han desorientado al facultativo que necesita tener una idea clara y concisa sobre el manejo de la fluidoterapia en unos pacientes caracterizados por una dinámica en constante evolución y con unas necesidades altamente cambiantes durante su proceso.

El objetivo de la fluidoterapia en general es reponer las pérdidas de fluidos allí donde sea necesario. La indicación principal de los coloides es ayudar a la optimización de la hemodinámica a expensas de los parámetros vinculados al gasto cardiaco y con un objetivo final de garantizar la perfusión tisular en los diferentes escenarios en que se pueden encontrar los pacientes.

En este curso vamos a plantear una serie de casos, ya sean periquirúrgicos o en urgencias, con diferentes necesidades de un tratamiento integral donde la fluidoterapia intravenosa tiene su papel que, como no podía ser de otro modo, es imprescindible.

Miguel Ángel González Posada
Médico adjunto. Área de Traumatología.
Servicio de Anestesiología y Reanimación.
Hospital Universitari Vall d’Hebron. Barcelona.
Director de Cursos de Soporte Vital Avanzado en Trauma (SVAT) Vall d’Hebron.